Sin categoría

Consejos para alargar la vida del clutch de tu auto.

Cuando alguna vez lo hemos llevado al taller hemos escuchado palabras como culata, turbo, embrague, correa de distribución, etc, pero ¿qué es eso? En ese momento lo único que se nos viene a la cabeza es ¿Cuánto me va a costar repararlo?

Hoy vamos a hablarte de una de esas partes del motor que has escuchado con frecuencia, el embrague, y concretamente vamos a contarte 5 trucos para alargar su vida.

No lo pises mientras esperas un semáforo.

Todos sabemos lo que nos irrita estar esperando cuando hay largas colas, y mucho más si vamos de camino al trabajo, a recoger a los niños del cole, a echar un buen día de playa en familia, etc.

Nos agobiamos, nos ponemos nerviosos, quitamos la música, gritamos a los otros conductores…

¿Y qué pasa si el semáforo está en rojo? ¿Y si todos están en rojo?

Entramos en pánico e inconscientemente mantenemos el pie en el embrague con todas nuestras fuerzas.

Embraga y desembraga suavemente

Aún recuerdo cuando mi profesor de autoescuela me decía: “¡Embraga!, ¡písale!, o, ¡suéltalo!”. En esos momentos mi pie lo hacía con la misma intensidad que sus palabras. Era entonces cuando me gritaba: “¡Pero suavecito!”

Aunque las formas no fuesen las correctas, mi profesor tenía razón. Así que ya sabes, si quieres un sabio consejo, hazlo siempre de manera delicada y acompañando con tu pie el recorrido de principio a fin.

No aceleres mientras pisas el pedal de embrague

Cuando tengas claro cuál será tu destino, sube al coche y arranca, pero ten en cuenta que si aceleras a la vez que mantienes el embrague pisado notarás que tu coche no se va a mover.

Y recuerda, ¡no eres Carlos Sainz! Ló único que vas a lograr es hacer ruido en el motor.

Ve soltando lentamente el pedal del embrague, pisa el acelerador y a disfrutar de la conducción.

¡Písalo o no lo pises!

En cuestiones de embrague, como en otras muchas cosas en la vida, no hay medias tintas. Cuando lo pises, hazlo con fuerza, cuando no, descansa tu pie en el reposapiés.

Ya sabes, si quieres cambiar de marcha o quieres subir rápidamente de una a otra ¡Pisa a fondo!

Las cuestas de los centros comerciales pueden jugarte una mala pasada.

A todos nos horroriza pensar que nos vamos a tener que parar justo en el medio de una cuesta. Ya sea porque hay muchos coches en fila esperando para entrar en el parking o porque alguien “la está liando”.

Si te ha tocado, antes que nada cálmate. Pon punto muerto, nada de pisar el embrague, ya que se desgastará más rápidamente. Y si quieres estar más seguro, pon el freno de mano.

Tu tipo de conducción va a ser decisiva para que tu coche visite con más o menos frecuencia el taller. Si sigues estos sencillos consejo, te aseguramos que tu embrague va a sufrir menos y va a alargar su vida, lo cual se traduce en dinero en tu bolsillo.

Entra aquí y adquiere un nuevo kit de clutch 

Fuente: https://www.bubocar.com/embrague/5-trucos-para-alargar-la-vida-de-tu-embrague-50000-kms/

Comparte en:
Articulos relacionados
Los mejores aromatizantes para tu auto
PARTES DE CARROS QUE REQUIEREN DE MANTENIMIENTO CONSTANTE
Síntomas de falla de una junta homocinética dañada

Deja un comentario