Sin categoría

Modificaciones para tu auto.

Con estas diez mejoras tu coche será más rápido y divertido.

1) Neumáticos de corte deportivo

El neumático es el único elemento que conecta el coche al suelo. Un trozo de goma que pasamos demasiado por alto habitualmente, pero que es el responsable último de la dinámica del coche. Aléjate de marcas chinas o neumáticos de segunda mano, y recuerda que un neumático gastado tiene un rendimiento muy deficiente. Existen multitud de neumáticos de corte deportivo, con un agarre lateral excelente y un muy buen tacto de conducción.

2) Unas nuevas llantas

Una llanta de 19 pulgadas en un Opel Corsa de 100 CV no ayuda a nuestro coche. Pero quizá sí que ayude una llanta de 16 pulgadas en la que podamos montar un neumático más deportivo de mayor anchura sin sacrificar prestaciones. Es una decisión también muy ligada a la estética y una decisión en la que más no es siempre mejor. Existe una enorme variedad de llantas muy bonitas a precios asequibles, que pueden transformar al completo la dinámica de vuestro coche si las calzáis con unos buenos neumáticos.

3) Instala un kit de admisión deportivo

La admisión que montan la gran parte de coches de serie tiene potencial de mejora. Una serie de fabricantes de piezas de aftermarket ofrecen kits de admisión deportivos. pueden incrementar la potencia de vuestro motor – dependiendo de cilindrada y alimentación, por supuesto – entre 3 CV y 10 CV. Su forma optimiza el flujo de aire al motor y reduce la temperatura de admisión. Tú mismo los puedes instalar en pocos minutos con herramientas básicas e intrucciones claras.

4) Escapes deportivos

No me refiero al típico «tubarro» que no va más allá de un silencioso. Me refiero a líneas de escape menos restrictivas, con menos curvas y una geometría optimizada para una óptima evacuación de los gases de escape. Aunque su precio es mayor, puedes encontrar líneas completas que también reemplazan los colectores de escape del motor. Sea como fuere, lograrás unos pocos caballos adicionales y si das con el sistema adecuado, tu coche sonará mejor. Recuerda que volumen del sonido y calidad del mismo no es siempre lo mismo.

5) Latiguillos de acero para los frenos

Lo que consigue esta mejora es que el tacto del pedal sea más preciso. Los latiguillos de metal no se deforman como los latiguillos de goma que la mayor parte de coches llevan de serie. El tacto del pedal no se tornará esponjoso en frenadas fuertes, e incluso en una conducción normal sentiremos una respuesta más natural, al transmitir más eficientemente el fluido hidráulico a presión. Además, tienen la ventaja añadida de que no se rompen o agrietan con el tiempo como si lo hacen los latiguillos de goma.

6) Barras estabilizadoras

Es una de las mejoras más asequibles que podemos instalar en un coche, y muchos conductores experimentan una total transformación del coche. Lo que las barras estabilizadoras consiguen es aumentar la rigidez estructural del chasis, ya se monten en el eje delantero o trasero. Este mayor rigidez tiene un efecto de multiplicador positivo sobre la dinámica del coche, más precisa y ágil.

7) Nuevos amortiguadores y muelles de tarado deportivo

Muchos coches pueden mejorar su dinámica con la instalación de nuevos amortiguadores y muelles. Su instalación es una decisión personal, pero es junto a las barras estabilizadoras una de las mejoras que se reflejan instantáneamente en el comportamiento del coche. Elije la dureza que desees e infórmate adecuadamente en foros sobre la marca o el modelo de tu coche. Cuando tomes una decisión, acuérdate de pensar en el uso que más vas a dar el coche además del estado de las carreteras de tu zona.

8) Un nuevo equipo de frenado

Es cuestión de presupuesto. Unas pastillas de freno de alto rendimiento mejorarán la potencia de frenado de tu coche aunque no reemplaces discos o pinzas de freno, y su precio es asequible. Reemplazar los cuatro discos con sus correspondientes pinzas es una mejora de envergadura. Si vas ocasionalmente a usar tu coche en trackdays o te gusta mucho salir los domingos a hacer rutas por carreteras de montaña, es una inversión a tener bastante en cuenta.

9) Reprograma la centralita electrónica de tu coche

Atención, aguas movedizas. Podríamos escribir un artículo sobre sobre «repros», pero preferimos dar unos simples consejos. Son especialmente eficaces en motores turbo, al incrementar la presión del turbo desde el cerebro electrónico del coche. Recomendamos una reprogramación muy moderada, que no eleve en más de un 20% la potencia del coche. Un mayor incremento de potencia puede exigir refuerzos mecánicos o provocar que piezas como el turbo acorten su vida útil de forma considerable. Acude a un experto, siempre.

10) Nuevos asientos, volante, palanca de cambios…

Modifica la forma en la que te comunicas con el coche, y házla más eficiente. Unos asientos deportivos – a veces unidades de desguace de la versión GTI de tu coche – o una palanca de cambios más corta harán que te puedas centrar más en la conducción en lugar de tener que luchar con las fuerzas de la física. Una palanca de cambios más corta te permitirá cambiar de marcha más rápidamente. También puedes comprar unos pedales con un mejor agarre o que te permitan hacer un punta-tacón más fácilmente.

Fuente: https://www.diariomotor.com/2015/06/25/modificaciones-mejorar-prestaciones-baratas/

Comparte en:
Articulos relacionados
CONOCE LOS INDICADORES EN EL TABLERO DE TU CARRO
Las cuatro señales que te avisan para cambiar los frenos hoy y no mañana
Cómo saber que tu motor esta fallando

Deja un comentario