accesorios mantenimiento

¿cuándo, por qué y cómo cambiar una junta?

¿Cuál es la función de la junta?

Una junta garantiza la estanqueidad entre dos piezas. Están presentes en numerosos puntos del vehículo: sistema de lubricación del motor, circuito de refrigeración, sistema de admisión de aire, escape, transmisión… Para cada componente mecánico, existen diferentes tipos de juntas.

 

¿Por qué cambiar una junta?

La estanqueidad, sea del tipo que sea, es esencial para un buen funcionamiento del componente. Un problema de estanqueidad pueda provocar daños de forma rápida. Por ejemplo, una junta de tapón de vaciado no estanca provoca una pérdida lenta de aceite que, a largo plazo, puede provocar daños en los componentes internos del motor. Una fuga provocada por una mala estanqueidad de una junta de termostato provoca un sobrecalentamiento del motor y, por lo tanto, daños importantes.

¿Cuándo cambiar una junta?

Hay varios motivos para cambiar una junta :

• Una junta debe sustituirse una vez desmontada, durante un mantenimiento o un diagnóstico, ya que ha adoptado una forma en función del montaje anterior. No podrá readaptarse a una nueva posición, ya que provocaría una estanqueidad deficiente. Además, es posible que la junta haya sufrido daños durante el desmontaje.

Por este motivo, siempre se recomienda cambiar la arandela de estanqueidad del tornillo de purga de aceite cada vez que se realice un vaciado

• Dentro del marco de una revisión, es posible constatar restos de aceite o de otros líquidos. Normalmente, este aceite proviene de una mala estanqueidad o de la necesidad de cambiar la junta correspondiente.

• Durante una operación pesada que permita el acceso a otras partes del motor, puede ser recomendable aprovechar para cambiar las juntas correspondientes. Por ejemplo, durante un cambio de la correa de distribución, se suele realizar el cambio de las juntas del cigüeñal y del árbol de levas

Cambiar una junta: ¿cómo sustituirla?

• Una vez que se ha accedido a la junta, retirar la junta antigua y consultar en másRefacciones.mx la junta que necesitas.

• Limpiar las superficies hasta dejarlas totalmente lisas. Para ello, utilizar una lama de cutter en un primer paso y finalizar con una cinta abrasiva si fuera necesario. Eliminar los restos de residuos de grasa con la ayuda de un desengrasante 

•Colocar la nueva junta. Las juntas planas suelen dar problemas a la hora de colocarlas en su posición. Para evitarlo, es posible, con un poco de habilidad, sujetar la junta con la ayuda de una mordaza de fijación durante el montaje de la pieza.

Respecto a la colocación de una junta de culata, es muy importante, durante el montaje de la pieza, respetar el método y el par de apriete para no dañarla. Se recomienda consultar la ficha técnica para acceder a esta información 

En caso de no poder, acude a tu mecánico más confiable y pide su ayuda.

 

Fuente:  https://consejos.oscaro.es/cambiar-junta-automovil.html

Comparte en:
Articulos relacionados
Transportar bicicletas en tu auto de forma correcta.
PARTES DE CARROS QUE REQUIEREN DE MANTENIMIENTO CONSTANTE
Consejos para salir de viaje en carretera

Deja un comentario