inyectores sistema de refrigeración sistema electrónico

¿Por qué mi coche pierde potencia?

En muchas ocasiones, este problema suele estar relacionados con una avería de tipo mecánico, pero también es posible que se deba a determinados factores externos, como podría ser el hecho de tener que enfrentarse a temperaturas muy extremas. Sea cual sea la causa, es importante prestar atención a la pérdida de fuerza del coche e identificar cuál es su origen para garantizar el buen funcionamiento del automóvil en todo momento y no poner en riesgo la seguridad de los pasajeros.

 

Inyectores del coche en mal estado

Los inyectores del coche son los encargados de suministrar la cantidad de combustible necesaria al motor en cada ocasión, y una avería o un fallo en ellos puede ser la causa de la pérdida de potencia del motor. Cuando esto sucede, la velocidad máxima del motor se ve bastante limitada a pesar de que el consumo habitual de combustible aumente.

Además de lo anterior, cuando el problema es una obstrucción o desgaste de los inyectores, es muy probable que el vehículo, además, empiece a dar tirones sobre la marcha, llegue a pararse o a desprender un olor que se puede asociar al de combustible sin quemar.

Si sospechas que los inyectores de tu vehículo se encuentran en mal estado o sufren algún tipo de avería, es muy importante que acudas a tu taller mecánico de confianza para que te informes acerca de la reparación necesaria y puedas solucionar el problema cuanto antes. Para hacer un buen mantenimiento de estas piezas, puedes seguir los consejos que mostramos en el artículo cómo limpiar los inyectores del coche.

Fallo en el suministro de aire y/o rotura del turbo

Otra de las posibles causas que puede responder a la pregunta de «por qué mi coche pierde potencia» es la de un suministro escaso de oxígeno al cilindro del motor. Y aunque esto podría ocurrir por diversas causas, una de ellas puede ser un mal funcionamiento del caudalímetro, que es la pieza que mide el flujo de aire que recibe el cilindro y que a través de una conexión eléctrica, envía esta información a la centralita del vehículo.

No obstante, la falta de aire al cilindro también podría ser un problema relacionado con la rotura del turbo, lo cual ocasionaría que el motor pierda algo de potencia. También es posible que además de esto, el filtro del aire esté obstruido por los residuos acumulados o que se encuentre en mal estado y no posibilite que el motor respire de forma correcta. La avería también podría deberse a que la válvula que regula el turbo no funciona de forma correcta.

Uso de aire acondicionado

Si pones en marcha el aire acondicionado, es posible que tu coche pierda algo de potencia. Especialmente notarás este efecto si haces un viaje por carretera con un utilitario preparado principalmente para circular por ciudad.

Por otro lado, si te dispones a adelantar a otro vehículo en una cuesta y llevas el aire acondicionado puesto, puedes notar también cómo el motor apenas responde y que le falta potencia. Es importante que tengas siempre en cuenta este factor a la hora de circular.

Sistema de refrigeración sobrecargado

Otra causa de que el coche pierda potencia la puedes encontrar en un sistema de refrigeración sobrecargado.

En estas condiciones, generadas por temperaturas externas muy altas (mucho calor o frío extremo), el electroventilador tiene que actuar a máximo rendimiento, lo que conlleva que reste potencia al motor de unos 2cv.

Avería en el sistema electrónico

En automóviles con sistemas electrónicos, una avería en estos puede llegar a producir una pérdida de potencia del coche significativa, e incluso que en algunos casos se llegue a parar por completo. En estos casos, que normalmente no son averías fáciles de solucionar, lo que ocurre es que el sistema detecta que hay algún tipo de error mecánico en el automóvil y, en consecuencia, le da la orden al motor de perder potencia hasta llegar a detenerse para evitar un accidente.

Por lo general, pasados unos 30 minutos, es posible volver a usar el vehículo con normalidad, pero es importante llevar el coche al taller mecánico para que un profesional pueda reparar la avería del sistema electrónico.

Exceso de rozamiento

En algunas ocasiones, los vehículos presentan problemas al rodar debido a un exceso de rozamiento producido por el mal estado de algunos elementos mecánicos. Esta es una situación que puede suceder por ejemplo cuando los frenos se encuentran agarrotados, lo cual además de una pérdida de potenciará, causará un aumento en el consumo de combustible; cuando el freno de mano esté muy tensado; cuando el cojinete de rueda esté en mal estado; o cuando el embrague esté gastado.

Es fundamental prestar atención al mantenimiento y cuidado de todos estos elementos, realizar las reparaciones oportunas y someter al vehículo a las revisiones mecánicas necesarias.

¿Necesitas comprar un coche nuevo?

Si la reparación a la que debes hacer frente es muy costosa o realmente necesitas renovar tu vehículo, actualmente hay muchísimas ofertas de coches nuevos entre las que puedes encontrar lo que estás buscando y un vehículo que se adapte perfectamente a tus necesidades y expectativas.

 

Fuente: motoruncomo
Comparte en:
masrefacciones es una empresa Mexicana que nace en 2010 con la idea brillante de vender autopartes,refacciones, iluminación automotriz (kit Led,Xenón,Bixenon,Faros y Barras led. Gracias a nuestra experiencia en e-commerce, somos pioneros en el mercado, ofreciendo precios económicos y servicios de entrega por mensajería a toda la República Mexicana.
Articulos relacionados
Limpia el sistema de refrigeración de tu auto
Factores que influyen el aumento del consumo de combustible
Problemas en los inyectores

Deja un comentario