Cómo cuidar tu auto según el clima

Por MASREFACCIONES.MX

La gran mayoría de los accidentes automovilísticos que son ocasionados por el clima, suceden con el pavimento mojado y durante precipitaciones (73% con pavimento mojado y 46% durante las lluvias). En condiciones invernales, el 17% ocurren a causa de la nieve o aguanieve, 13% ocurren en el pavimento helado y 14% con pavimento cubierto de nieve o aguanieve. Y únicamente el 3% ocurren en la presencia de niebla.

Estas recomendaciones te pueden ayudar a cuidar tu auto y que lo mantengas en buenas condiciones:

Clima cálido

El calor puede afectar la batería de tu vehículo, ya que, al elevarse la temperatura, el líquido dentro de la batería se puede evaporar y corroerla más rápido, y si tienes con ella más de dos años, se puede quedar sin carga.

Si la batería ya tiene más de tres años, considera reemplazarla por una nueva, para que no te tengas que preocuparte por quedarte varado por falta de energía. Haz que el mecánico de tu confianza revise regularmente la batería para asegurarte de que tiene carga y que todas las terminales están limpias y libres de corrosión.

También, cuando el auto pasa varias horas expuesto a los rayos del sol, le ocasiona daños a la pintura, la tapicería y el tablero de la unidad.

Si no puede estar en un lugar techado, colócale una cubierta para taparlo de los rayos del sol, protegerlo del excremento de las aves, de las hojas de los árboles y de la lluvia que puede contener contaminantes. Una vez al año, aplícale cera para que mantenga su color vibrante.

Las altas temperaturas además afectan los neumáticos, provocando que la goma se rompa más rápido, ocasionando que se reviente la llanta. Pídele a tu mecánico que revise las cuatro llantas de tu auto para ver si no tienen signos de daños, que se fije en la profundidad del dibujo y la presión de los neumáticos.

Si vives cerca de la costa, ten en cuenta que la exposición al aire salado del mar puede causar daños de oxidación, procura lavarlo y mantenerlo encerado regularmente. Cúbrelo por las noches.

Clima frío

En climas fríos, la presión del aire en los neumáticos es más baja que en climas cálidos y afecta el rendimiento del combustible, el desgaste y la seguridad. Vigila que las cuatro llantas siempre estén con la presión correctamente cuando baje la temperatura.

Si en tu localidad se registran continuamente temperaturas bajo cero, pueden afectar el motor de tu coche, revisa la batería y los líquidos, así como bandas o mangueras en busca de grietas.

Clima con nieve

Para los lugares en donde llega a caer nieve, si la transmisión de tu auto tiene la opción de invierno (winter mode), procura usarla para minimizar el sobregiro de las llantas. Si tu vehículo se atasca en la nieve, mantén las llantas derechas para intentar liberarlo. Coloca los tapetes de tu auto debajo de las llantas para ayudarlas a generar tracción. Para evitar que el parabrisas se congele, rocíalo con agua con vinagre.

Clima lluvioso

El agua es corrosiva y propicia la oxidación, esto puede debilitar tanto la carrocería de tu vehículo como su marco, cuando no es tratado a tiempo. También, las gotas pequeñas de agua actúan como una lupa y pueden magnificar los rayos del sol sobre el acabado llegando en ocasiones a quemarlo.

Aunque suene contradictorio, cuando llueva fuerte, lava tu carro a menudo y siempre usa cera, pon mayor atención a las superficies planas del auto, donde es más probable que se acumule el agua. Después de un día lluvioso, asegúrate de limpiar cualquier gota que se haya acumulado sobre la carrocería.

Si están por llegar las lluvias, reemplaza los limpiaparabrisas de tu coche a la primera señal de que no están funcionando óptimamente. Asegúrate de que los neumáticos no estén lisos y que la presión sea la adecuada para evitar que se deslice en carreteras mojadas.

Clima con granizo

Se recomienda detenerte en un lugar seguro donde el auto se pueda proteger del granizo para evitar que se rompan los vidrios de las ventanas. Evita detenerte en zanjas ya que se podrían inundar rápidamente. No te salgas de tu vehículo hasta que haya dejado de granizar para evitar ser golpeado por el granizo.

Clima con viento fuerte

Manejar con mucho viento puede ser peligroso, ya que fuertes vientos pueden empujar tu carro de lado mientras manejas. Cuando hay mucho viento, maneja con ambas manos para tener más control del carro. No sigas a nadie de cerca, especialmente a los camiones o vehículos con remolque. Presta atención a los vehículos a tu alrededor y maneja lo suficientemente lento como para que tengas tiempo para reaccionar en caso de que el viento derribe un árbol o cause que un carro se desvíe bruscamente, así podrás evitar un accidente.

Clima con niebla

Se recomienda reducir la velocidad, encender las luces antiniebla de tu vehículo o a falta de ellas, usa los faros de corto alcance o luces bajas, para que sea más fácil ver a los demás y ayuden a los demás a verte, las luces altas disminuyen considerablemente la visión y además pueden deslumbrar a los demás automovilistas; permanece dentro de tu carril y guíate por la orilla del lado derecho para evitar chocar con otros vehículos. Si tu visibilidad es de cero, oríllate de forma segura, enciende las luces intermitentes y espera a que pase la niebla.

Si la niebla se pone muy espesa, sal de la carretera hacia un área segura o protegida. Luego, espera a que la niebla disminuya. Mientras estés detenido, mantén las luces de emergencia encendidas para hacer tu coche visible a los demás.

Fuente: creditoreal

COMPARTE EN:

masrefacciones.mx

masrefacciones es una empresa Mexicana que nace en 2010 con la idea brillante de vender autopartes,refacciones, iluminación automotriz (kit Led,Xenón,Bixenon,Faros y Barras led. Gracias a nuestra experiencia en e-commerce, somos pioneros en el mercado, ofreciendo precios económicos y servicios de entrega por mensajería a toda la República Mexicana.

Deja un comentario