transmisión automática

Fallas más comunes de una caja automática

Cuando hablamos de vehículos automáticos a muchos se nos viene a la cabeza que puede tratarse de una conducción monótona y aburrida. ¿Pero realmente sabes lo que hay detrás de este sistema de transmisión automática? Veamos de qué se trata. Este fue un invento ideado por un mecánico alemán que construía aviones a principios de los años 1900, pero no se aplicó a la industria automotriz hasta finales de la década de los años 30 cuando la General Motors lanza al mercado para su modelo Oldsmobile una transmisión totalmente automática denominada «Hydra-Matic drive», la cual solo podía hacer 2 cambios hacia adelante.

¿Sabías que la transmisión automática es capaz de seleccionar todas las velocidades sin que tenga que intervenir el conductor? Vamos a explicarte por qué. El cambio de una marcha a otra se produce en función de la velocidad del vehículo como del régimen de giro del motor, así que no se requiere un pedal o de palanca de cambios. Con el simple hecho de pisar el acelerador se hará el cambio de velocidad conforme el motor cambia de revoluciones.

Por lo tanto, la caja de cambios administra las revoluciones del motor y le da mayor desplazamiento al vehículo, para esto se vale de sincronizadores y engranajes. Alguna de las partes que intervienen en su funcionamiento son: convertidor de par, cuerpo de válvulas, sensores, discos, entre otros. Los cambios automáticos actuales están controlados por computadoras y presentan pautas de funcionamiento inteligente. Además, estos vehículos se conducen con mayor facilidad y con una suavidad o conducción deportiva igual o superior a la de los manuales.

¿Cuáles son las fallas más comunes de una caja automática?

  1. Al sentir el cambio de velocidad, la transmisión presenta patinado en todas las marchas o un golpe fuerte.
  2. Aceleración pobre a bajas velocidades.
  3. La caja no cambia de marcha.
  4. No realiza cambios de velocidad y está neutralizada

Recomendaciones para un buen mantenimiento

Revisa al menos una vez al año la caja automática con tu técnico de confianza, si percibes fugas de aceite o cambios de velocidad muy bruscos no pierdas tiempo y lleva el vehículo de inmediato al taller.

  1. Chequea el aceite de transmisión cada 20.000Km, puede que el aceite se haya degradado por condiciones de manejo o sobrecalentamiento.
  2. Cada año se debe realizar una prueba de camino para revisar el funcionamiento de la transmisión automática y así evitar posibles daños futuros.
  3. Las reparaciones de transmisiones normalmente son muy costosas, pero mientras puedas ahorrar tiempo y dinero adquiere todos los conocimientos necesarios para evitar estas fallas a futuro.
  4. Verifica también el estado de los soportes de la transmisión. De estar en mal estado pueden generar que la transmisión tenga un funcionamiento incorrecto y transmitir vibraciones incómodas a los ocupantes del vehículo.

Fuente: autosoporte

Comparte en:
masrefacciones es una empresa Mexicana que nace en 2010 con la idea brillante de vender autopartes,refacciones, iluminación automotriz (kit Led,Xenón,Bixenon,Faros y Barras led. Gracias a nuestra experiencia en e-commerce, somos pioneros en el mercado, ofreciendo precios económicos y servicios de entrega por mensajería a toda la República Mexicana.
Articulos relacionados
Lo que no debes hacer al conducir un carro automático
Consejos para no dañar la caja de transmisión automática
¿Qué transmisión conviene más?

Deja un comentario