consejos mantenimiento

Mantén tu auto como nuevo

Cuando llega el momento de vender tu auto, es común que te encuentres con la sorpresa de que no puedes recuperar ni la mitad de lo que pagaste, incluso cuando apenas han pasado pocos años desde que lo compraste. Miles los conductores pasan por la misma situación y se debe, principalmente, a que los conductores no cuidan adecuadamente de su vehículo para mantener su valor. Afortunadamente, existen manera de evitar la depreciación y cuidar tu inversión.

Recomendaciones para el mantenimiento y cuidado de tu auto

  • Evita excesos de carga. Si tu vehículo no ha sido diseñado para llevar cargamento, lo mejor es que evites llenarlo excesivamente. La sobrecarga permanente dentro del auto deteriora tu vehículo de muchas maneras. Son elementos de distracción, sobre todo si no se encuentran fijos dentro del interior o exterior y pueden causar accidentes vehiculares que pueden afectar la funcionalidad y valor de tu vehículo. Además, el exceso de peso en la cajuela incrementa el consumo de combustible y que toda la maquinaria del vehículo se esfuerce mucho más de lo necesario (frenos, llantas, aceleración, etc.).

  • Cuida el interior. Lo importante aquí no sólo es mantenerlo limpio, procura cuidar a detalle todas la partes interiores para que se mantengan en la mejor condición posible. Limpia las puertas y ventanas con cuidado (podrás revisar a detalle y detectar posibles daños), aspira y elimina rastros de polvo o arena que podrían generar la corrosión. Si los asientos y el tablero son de cuero, utiliza ceras especiales para su cuidado. También utiliza tapetes y cubiertas para evitar daños causados por el uso.

  • Cuida el exterior. Es la zona que requiere más cuidados porque es la más expuesta de tu vehículo. El óxido y la corrosión son los peores enemigos de la carrocería y para evitarlos debes limpiar las llantas y toda la carrocería (guardafangos y zona inferior) de manera regular. Si tu auto ha transitado por carreteras y climas extremos, no esperes mucho tiempo para limpiar el lodo, arena y demás elementos que puedan causar corrosión. Utiliza productos especializados (como ceras) para proteger y embellecer el exterior de tu vehículo.

  • No olvides el mantenimiento general. Aunque tu vehículo no tenga muchos años y no presente (en apariencia) daños mayores, debes darle mantenimiento general cada cierto tiempo, lo cual evita daños a futuro y te ayuda a detectar problemas a tiempo. Consulta con un profesional acerca de cuáles son los períodos de revisión adecuados para tu auto.

Sigue estas recomendaciones básicas para cuidar tu inversión y mantener el valor de tu auto

Fuente: http://www.freewayseguros.com/

Comparte en:
Articulos relacionados
Pasa con éxito la verificación vehicular
Quita el olor a humedad del coche
¿Cuándo cambiar la correa de distribución?

Deja un comentario