automotriz carrocería consejos mantenimiento

¿Cómo evitar la corrosión?

¿Qué elementos suponen un peligro para la carrocería de tu coche?

El agua (y su contacto con la chapa) es una de las grandes culpables de la aparición de óxido. Pero aún es peor la humedad.

El barro es otro elemento muy agresivo con la chapa. La sal también es muy corrosiva, por lo que hay limpiar el coche preferentemente al término  de un viaje por zonas en las que hay sal en la calzada por presencia de hielo o nieve. La gravilla y arena también pueden  provocar corrosión.

¿Cómo evitar la corrosión?

Dos son las premisas básicos: limpieza y reparación de desperfectos.

La limpieza frecuente debe incluir cuidados especiales en los bajos del coche; una zona tradicionalmente olvidada pese a que sufre más que ninguna otra la humedad del barro y los pequeños impactos de la grava y la arena.

Por otro lado, es muy importante inspeccionar ocularmente el vehículo para detectar en la medida de lo posible cualquier pequeño golpe, arañazo, muesca etc. Ahora bien, detectarlo no es suficiente: hay que reparar esas pequeñas (o grandes) imperfecciones y desperfectos para que no acaben convirtiéndose en el origen de un problema de corrosión.

Fuente: https://blog.certifiedfirst.es/

Comparte en:
Articulos relacionados
Consejos para comprar refacciones para tu auto
Checa estos puntos antes de comprar un carro usado
Cuándo y cómo reemplazar los frenos

Deja un comentario