consejos llantas mantenimiento

Problemas de autos que puedes detectar tú mismo a través de tus llantas

Mantener el auto funcionando de manera adecuada debe ser una prioridad para cualquier conductor. Con un auto eficiente y de funcionamiento óptimo, tendrás viajes más suaves, menos problemas de reparación en el futuro, y lo más importante, mayor seguridad.

El problema es que pocos conductores tienen los conocimientos técnicos o la experiencia necesaria para diagnosticar los problemas de autos que podrían estar afectando el rendimiento de su vehículo.

El mantenimiento regular en un servicio técnico especializado en problemas de autos puede detectar y prevenir las reparaciones necesarias antes de que crezcan más allá de su control, pero también es útil conocer las señales de advertencia de algunos de los problemas más comunes que un automóvil puede tener.

La luz de “revisar el motor” es ciertamente beneficiosa, pero si estás dispuesto a ponerte de rodillas, los neumáticos pueden darte una pista sobre problemas más específicos que podrían estar afectando tu vehículo.

1. Ahuecamiento 

El “ahuecamiento” es un término que se refiere a un patrón diagonal y regular en el neumático. Puedes pensar en esto como “rayas” diagonales de desgaste excesivo que aparecen en un patrón específico y regular a lo largo del neumático.

Si ves este tipo de líneas o desgastes, generalmente es una indicación de que algo está mal con la suspensión. Es decir, podría ser una suspensión usada, estar doblada o dañada de alguna manera, así que sufre de una disminución en el rendimiento. Esta es una reparación importante que debe hacerse tan pronto como sea posible, así que no la pospongas.

Hay algunas otras causas potenciales de ahuecamiento; por ejemplo, podrías verlo en las llantas traseras de un automóvil con tracción delantera si los neumáticos están desalineados. También puede ser el resultado de rotaciones inoportunas o inconsistentes. En cualquier caso, no es una señal de desgaste normal, y debe tratarse en un centro especializado en problemas de autos.

2. Desgaste de la banda de rodadura central

El desgaste de la banda de rodadura central se refiere a una forma de desgaste desigual que recorre el centro del neumático. En los bordes izquierdo y derecho, la banda de rodamiento parecerá relativamente normal, pero en el centro, se nota una apariencia más lisa.

Este tipo de desgaste es una indicación de que la llanta ha estado sobre inflada, y probablemente por mucho tiempo. El desgaste central puede causar más tracción y problemas con los neumáticos en el futuro, así que si notas este desgaste, ajusta la presión de las llantas para que coincida con lo que se recomienda en el manual de tu auto.

Si la presión de los neumáticos es correcta, pero todavía notas señales de un desgaste central creciente, podría ser que no están bien ajustados. Consulta a un servicio técnico que esté familiarizado con los problemas de autos para ver si necesitas un tipo diferente de neumáticos.

Además, algunos autos de alta potencia pueden ocasionar el desgaste central de los neumáticos incluso cuando sean los adecuados. Para evitar este inconveniente se recomienda mantener los neumáticos con la presión adecuada y efectuar el mantenimiento regular del vehículo.

3. Desgaste de la banda de rodadura externa

El desgaste de la banda de rodadura externa es lo opuesto al desgaste de la banda de rodadura central, es decir, notarás que los lados izquierdo y derecho (interior y exterior) de los bordes del neumático están desgastados, mientras que la banda central de la llanta permanece más o menos intacta.

El desgaste de la banda de rodadura exterior es una señal de inflexión insuficiente, que es fácil de arreglar, pero que puede causar problemas masivos si no se trata. Los neumáticos poco inflados se flexionan más que las ruedas con la cantidad de aire correcta, lo que significa que están en mayor riesgo de estallar, e incluso podrían desbalancear el auto.

La solución para los neumáticos poco inflados es llenarlos con la cantidad de aire adecuada. Revisa el manual de tu auto para que conozcas la presión correcta y revisa los neumáticos con regularidad para asegurarte de que estén inflados correctamente. Si necesitas llenar los neumáticos de aire no necesitas asistir a un centro especializado en problemas de autos, en cualquier estacion de servicios podrás llenarlos.

4. Desgaste desigual

El desgaste desigual es un poco más difícil de diagnosticar, ya que no forma ningún patrón determinado y no puede aparecer o sentirse “irregular” para el conductor. Notarás puntos aislados de desgaste en la banda de rodamiento, pero el resto del neumático puede parecer perfectamente normal.

Típicamente, esta forma de desgaste es el resultado de incidentes aislados; por ejemplo, si pisas los frenos y los bloqueas (asumiendo que no tiene un sistema de frenos antibloqueo), podrías crear un pequeño punto plano. Consulta nuestro artículo 5 errores comunes que disminuyen la vida útil de tu auto nuevo para que descubras qué estás haciendo mal al conducir.

Los puntos desgastados también pueden aparecer en los coches que están estacionados sin moverse durante largos períodos de tiempo. Generalmente, el desgaste desigual no indica un problema mayor en el rendimiento de tu vehículo, pero aún así es una buena idea reemplazar los neumáticos para evitar los problemas de autos relacionados con estos como deslizamientos, pérdida de agarre en la carretera, etc.

5. Desgaste de los neumáticos con un patrón de estilo pluma o escama

Los patrones “pluma” y “escama” hacen referencia a los bordes de la banda de rodamiento cuando son más lisos en un lado y más altos en el otro, haciendo que los neumáticos tengan una apariencia de plumas o escamas.

Si te preocupa esta condición, pero no estás seguro de que tus llantas la tienen, pasa la mano por el borde exterior de tus ruedas: sentirás bordes algo afilados en un patrón áspero.

Estos patrones son casi siempre una señal de que tus neumáticos no están alineados, y la magnitud de este tipo de desgaste puede indicar el nivel de la desalineación (o la cantidad de tiempo que el auto ha estado desalineado).

El patrón de pluma o escama se produce como resultado de una alineación incorrecta, lo que significa que las llantas apuntan demasiado hacia adentro o demasiado hacia afuera, en lugar de mirar hacia adelante. Si la alineación es correcta, este tipo de desgaste podría ser una señal de que los bujes de la suspensión están dañados o desgastados.

¿Qué hacer si tus neumáticos muestran señales de advertencia?

Si notas cualquiera de estas señales en tus ruedas, debes llevar tu auto a un servicio técnico especializado que esté capacitado para resolver los problemas de autos, así lo reparas lo más pronto posible.

Permitir que el problema continúe solo te pondrá en mayor riesgo, y posiblemente podría aumentar el costo total de las reparaciones de tu auto al exagerar la escala o intensidad del problema.

Estrena tus nuevas llantas aquí

Fuente:  https://www.guillermomorales.cl/problemas-autos-diagnosticar-neumaticos/

Comparte en:
Articulos relacionados
La importancia de los amortiguadores.
Limpia el sistema de refrigeración de tu auto
Conoce el Hypermiling

Deja un comentario