consejos suspensión suspensión y dirección

Problemas más comunes con la suspensión

El sistema de suspensión trabaja duro para asegurar una conducción cómoda, suavizando los baches de la carretera y proporcionando tracción para mantener las ruedas sobre el terreno tanto como sea posible. Pero, ¿cómo puedes saber si algo va mal con la suspensión de tu auto?. Estas son algunas de las señales habituales de problemas en la suspensión.

Osilar hacia un lado al conducir

Si notas que tu coche se está inclinando hacia un lado o al otro cuando conduces, al problema puede estar en las llantas, resortes, los amortiguadores o los frenos. Las llantas necesitan estar alineadas y balanceadas con precisión para asegurar una conducción suave. Echa un vistazo a las bandas de rodadura de tus llantas para ver si se están desgastando uniformemente, y comprueba que estén correctamente infladas, ya que unas llantas infladas por encima o por debajo de su nivel ideal pueden impactar en su estabilidad al conducir.

Si el problema persiste después de que hayas comprobado los neumáticos, echa un vistazo al sistema de suspensión. ¿Puedes ver alguna señal de desgaste o daño en los amortiguadores, en las rótulas de suspensión o en los brazos? Si no estás seguro de lo que estás buscando, es mejor que hables con un mecánico ya que los problemas en la suspensión pueden tener serias implicaciones en la seguridad. 

Sentir cada bache

Una de las funciones principales del sistema de suspensión es suavizar los baches de la carretera. Si empiezas a sentir cada bache de la carretera, eso es señal de que hay un problema con los amortiguadores o los muelles de suspensión. Una comprobación fácil es la prueba de rebotes. Simplemente empuja hacia abajo el vehículo con todo tu peso, suéltalo y cuenta el número de veces que rebota. Si rebota más de tres veces, entonces hay un problema con los amortiguadores o con los muelles de suspensión.

Un ángulo más bajo

Si notas que el ángulo de tu coche parece estar mucho más bajo que los otros, es muy posible que tengas un muelle gastado o dañado. También puedes notar un ruido sordo cuando conduces sobre baches o pasas por un hoyo profundo.

Para comprobar esto, asegúrate primero de que tus neumáticos estén inflados correctamente y por igual. Si el ángulo sigue pareciendo estar caído, empuja con todo tu peso en el maletero de tu coche y escucha cómo reacciona la suspensión. Un sonido parecido a un crujido o chirrido confirmará que necesitas que un mecánico compruebe la suspensión.

Dificultad al girar

Cuando girar se vuelve difícil, especialmente al conducir a velocidades bajas, esto significa que podría haber un problema con tus sistemas de suspensión o dirección. Podría tratarse de un nivel bajo del líquido de la dirección asistida, un fallo de la bomba de la dirección, una cremallera de la dirección asistida que tenga una fuga o que los casquillos del brazo de control estén gastados.

Debido al peligro de conducir cuando la dirección no está funcionando correctamente, lo mejor es hacer que un mecánico la compruebe lo antes posible.

Amortiguadores aceitosos

Los expertos recomiendan hacer una comprobación visual de su sistema de suspensión a intervalos regulares. Si notas que tus amortiguadores o muelles de suspensión tienen un aspecto aceitoso o grasiento, es muy posible que estén perdiendo líquido. Esto significa que no funcionarán correctamente cuando los necesites, así que es una buena idea hacer que los revise un mecánico.

Fuente: https://www.moogparts.es/

Comparte en:
masrefacciones es una empresa Mexicana que nace en 2010 con la idea brillante de vender autopartes,refacciones, iluminación automotriz (kit Led,Xenón,Bixenon,Faros y Barras led. Gracias a nuestra experiencia en e-commerce, somos pioneros en el mercado, ofreciendo precios económicos y servicios de entrega por mensajería a toda la República Mexicana.
Articulos relacionados
¿Qué significa si el testigo de la batería está prendido?
Cómo limpiar el volante del coche
Hábitos que dañan tu auto

Deja un comentario