Sin categoría

Síntomas de que el escape está roto

Donde el escape es especialmente vulnerable a la corrosión y a los golpes es en las partes soldadas. Pero, sea donde sea, una rotura del tubo de escape se debería notar fácilmente, porque produce ruidos anómalos que hasta pueden llegar a ser molestos por su volumen. Podrás oírlo al ralentí y/o al acelerar, dependiendo de la parte que esté afectada. Aunque lo más habitual es oírlo cuando apretamos el acelerador.

Esto se produce porque, como bien sabemos, el escape es el encargado de evacuar todos los gases de escape a la atmósfera. Así que cuando pasan en más cantidad y a más velocidad es cuando sonarán más las piezas que causan el ruido.

Cómo saber qué causa el ruido

Sin embargo, no hay que sacar conclusiones precipitadas. En el escape nos podemos encontrar elementos como el catalizador, el filtro de partículas y los silenciadores, por lo que la avería tendrá diferentes costes según dónde se encuentre la rotura. Además también tiene juntas, gomas y sujeciones varias que pueden haberse deteriorado dejando algún tubo suelto que choca y provoca el ruido. Por eso, si quieres saber de dónde viene el molesto sonido, lo mejor que puedes hacer es agacharte y echar un vistazo por debajo.

Lo malo es que no es una operación que se pueda hacer del todo bien si no tienes los elementos adecuados. Ni se te ocurra levantar el coche con un simple gato y mantenerlo arrancado mientras miras. Si no se dispone de un elevador, la opción más razonable es la de subir el eje trasero con unas rampas portátiles para coche

Gomas de sujeción

Las gomas que sujetan alguna parte del escape están rotas o sueltas. Cuando pasa esto, notarás el ruido del tubo de escape suelto cuyas piezas de metal vibran y chocan contra los bajos del coche. Una gomas nuevas pueden valer entre 5 y 20 euros según la marca y el modelo.

Juntas

Cuidado porque en el caso de que tengas fugas a través de las juntas no pasarás la ITV. Oirás un ruido en los bajos que es generado por el tintineo de unas piezas contra otras en el sistema de escape.

Tubos perforados

Las perforaciones en alguna parte del escape pueden ser por la corrosión del metal y/o por algún golpe. Es fácil de detectar porque suele ir acompañado de alguna pérdida de gases de escape. En este caso el precio es variable según la parte del escape que esté mal. Puede engañarnos fácilmente si el ruido es en el tubo de escape cerca del catalizador, porque puede parecer éste cuando solo es un tubo cercano.

Silenciador roto

Ya sea por corrosión o por golpes el silenciador un coche también es una parte que se puede romper con facilidad. En estos casos el ruido del escape será mayor cuanto más grande sea la abertura. Además, si la rotura se ha producido en el resonador de Helmholtz, se oirán mucho más las explosiones que se producen dentro del motor.

Catalizador roto

Esta parte es de las más caras del sistema de escape. Dentro tiene partes cerámicas que pueden romperse con facilidad con un mal golpe. Si este es tu caso, notarás un ruido a lata en el escape al chocar los trozos sueltos con el recubrimiento de acero.

Problema en el colector de escape

En este caso también oirás un ruido metálico pero lejos del escape. Sustituir un colector de escape es una avería que puede ser muy cara, porque en realidad es un arreglo en el motor.

Fuente:  https://www.actualidadmotor.com/ruido-en-el-escape/

Comparte en:
Articulos relacionados
¿Cuándo cambiar la bomba de agua?
¿Por qué hay accidentes automovilísticos?
Detecta una falla en los tensores de correa

Deja un comentario