Bateria consejos mantenimiento señales

¿Qué significa si el testigo de la batería está prendido?

El testigo de la batería es seguramente uno de los elementos que más veamos cada vez que nos ponemos tras el volante del coche pero al que menos caso hacemos. 

Nos vamos a centrar en los coches de combustión tradicionales, por lo que obviaremos eléctricos y cualquier tipo de híbridos cuyos sistemas eléctricos sean más complejos.

Posibles problemas y soluciones del sistema eléctrico

Subir al coche, girar la llave del contacto y ver que el icono de la batería se enciende para posteriormente apagarse cuando el motor ha arrancado es prácticamente un mantra diario para muchos conductores.

Los coches nos hablan a través de su instrumentación. Los testigos luminosos que normalmente sólo vemos al girar la llave no sólo están ahí para marcarnos la velocidad, las revoluciones, la hora, el camino a seguir o la temperatura que hace en el exterior, también nos comunican posibles fallos en la mecánica.

Como norma general si no tenemos testigos encendidos es porque todo está en orden y podemos conducir tranquilos, pero hay uno que siempre se enciende cuando damos el contacto y no desaparece hasta que arrancamos en coche: el testigo de la batería.

¿Por qué aparece y desaparece? La presencia de este testigo tiene una misión muy concreta y tan sencilla como vital. Su iluminación al activar el contacto nos indica algo tan básico como que estamos consumiendo energía acumulada en la batería pero que no está recibiendo corriente para recargarse. Una vez arrancamos el vehículo el alternador empieza a girar generando corriente de 12 V que alimenta la batería y el resto de dispositivos que necesitan electricidad para funcionar (luces, radio, limpiaparabrisas, calefacción en algunos casos…).

¿Qué significa cuando el testigo de la batería se queda encendido? Si el coche ha arrancado pero el testigo de la batería permanece fijo y encendido es que algo no está funcionando bien en el sistema eléctrico. Aunque el coche esté arrancado y funcione con normalidad nos indica que por el motivo que sea la batería no se está cargando.

¿Qué avería nos indica? Aunque pueda parecer lo contrario, el sistema eléctrico de los coches convencionales (sin entrar en eléctricos ni híbridos) es bastante sencillo. Básicamente se trata de un alternador/generador de electricidad, una batería para acumularla y el resto son consumidores de esa energía.

Cuando el testigo de la batería se queda encendido en una posición fija nos indica un fallo que sólo puede tener dos explicaciones: fallo en las conexiones eléctricas por deterioro de los terminales o cables, o bien que el circuito de carga no esté funcionando. Suele ser el segundo de los casos.

Que un alternador no cumpla con su misión se debe principalmente a dos motivos. El primero es que simplemente haya llegado al final de su vida útil en una avería bastante común. La segunda opción es que en caso de funcionar mediante correa para recibir el giro del motor, ésta se haya partido o bien esté destensada y requiera mantenimiento o sustitución. Además dicha correa también en la mayoría de los coches mueve la bomba de agua u otros elementos necesarios para el funcionamiento del coche.

¿Qué hacer si el testigo de la batería no se apaga? En caso de que el coche arranque pero el testigo de la batería permanezca encendido lo mejor es no jugársela. Emprender cualquier desplazamiento significa que el coche va a ir consumiendo la energía disponible en la batería pero no la va a recargar por lo que al llegar al destino posiblemente no arranque o, peor aún, nos deje tirados por el camino.

La mejor opción es no arriesgarse y llamar a la grúa para que puedan revisar el estado del sistema en el taller más cercano. Emprender la marcha sin cargar la batería puede dejarte tirado en cualquier parte al agotarse por completo la batería.

Este es un problema añadido puesto que normalmente un coche sin batería es un coche que no arranca porque la batería no tiene la fuerza suficiente para mover el motor de arranque con eficacia. En cambio, la radio, los elevalunas o el cuadro de mandos pueden seguir funcionando.

En cambio, agotar por completo la batería de un coche puede traducirse en que cualquier sistema eléctrico deje de funcionar, o no hacerlo de la manera que debería pese a que su consumo de electricidad sea muy bajo, como por ejemplo el cierre centralizado o el freno de estacionamiento eléctrico. Algo que puede complicarnos más la vida.

¿Cómo lo solucionamos? En este caso poner las pinzas para arrancar la batería no es más que una solución temporal y que no suele dar buen resultado. Cuando vuelva a quedarse sin carga acabará por volver a dejarte tirado… si es que ha llegado a arrancar.

La única solución posible si el alternador se ha estropeado es cambiarlo por uno nuevo, sustituir la correa si es la que está dando problemas si el alternador está bien y poner una batería nueva o en su defecto ponerla a cargar para que recupere su capacidad.

Fuente: https://www.motorpasion.com/revision/no-se-apaga-testigo-bateria-coche-todo-que-necesitas-saber
Comparte en:
Articulos relacionados
¿Qué cuidados tener con el sistema de Air Bag?
¿cuándo, por qué y cómo cambiar una junta?
¿Cómo cuidar el sistema de refrigeración de tu auto?

Deja un comentario