carro llantas tips

10 tips para cuidar las llantas

 

 

1.- Inflado e inspección

“El inflado correcto de las llantas es el factor más importante para proteger la vida útil y obtener el mejor rendimiento”, comenta Doug Jones, gerente de apoyo al cliente en Michelin. “Las llantas están diseñadas para llevar una determinada cantidad de aire en el interior para soportar la carga”. Pero hay un margen de variación -alrededor del 10% hacia arriba o abajo- que puede afectar el rendimiento respecto a calidad de marcha, economía de combustible y vida del dibujo.

Una llanta que no esté lo suficientemente inflada para la carga que lleva tiene un desgaste irregular, se calienta más y va a fallar antes. Una llanta sobreinflada produce un trayecto más duro, tiene menor tracción y es más susceptible a los daños del camino y frenado. Por esta razón, monitorear la presión del aire es vital, ya que una llanta ponchada en el camino te puede costar $500 y nadie en su sano juicio quieres gastar esa cantidad si puede evitarlo.

Para reducir el trabajo pesado que conlleva revisar la presión de las llantas de un tráiler con 18 ruedas, muchas empresas están utilizando sistemas de inflado y monitoreo de las llantas. Estos sistemas pueden ayudar a revisar la presión de las llantas y alertar al conductor si hay alguna falla. Además, hay sistemas de inflado pueden inflar las llantas a la presión adecuada automáticamente.

Pero el inflado es sólo una parte del mantenimiento preventivo. “Un mantenimiento adecuado debe incluir un programa confiable que no solo asegure la presión correcta de inflado, sino que prevenga que los vehículos salgan a la carretera con llantas que podrían desinflarse en el camino, como las que tienen clavos, cortes, rajaduras o desgaste irregular que harán que el desgaste alcance el cinturón antes de que puedas quitar la llanta para vulcanizarla”, comenta Tim Richards, gerente de proyecto para llantas comerciales de Goodyear.

2.- Buenos tapones de válvulas
Los tapones de las válvulas tienen una razón de ser, además de tener la capacidad de “desaparecer” fácilmente. Pero si usas el tipo indicado, es menos probable que esto te suceda. Para Greg McDonald, gerente de ingeniería de Bridgestone Firestone Norte América, un tapón adecuado está hecho de metal.

“En una llanta comercial, el tapón de la válvula se considera el sello primario ante la pérdida de aire, mientras que el resto de la válvula es el secundario”, comenta. “En lo personal, soy un gran promotor de los tapones de paso, que reducen el tiempo en checar la presión adecuada y ayudan a evitar la tentación de no revisar las llantas interiores en ejes tándem”.

3.- Mantén el aire seco y limpio

La calidad del aire dentro de las llantas puede tener un gran efecto sobre la vida útil de las mismas, pues están diseñadas para utilizar aire limpio y seco. Cada compresor de aire debe tener filtros y secadores en línea para asegurar que el aire que entra a la llanta esté seco. Cuando entra agua junto con el aire, la humedad puede debilitar el revestimiento interior y las bandas de acero.

Una alternativa al aire es el nitrógeno. De acuerdo a sus promotores, uno de sus beneficios es que no migra tan rápido como el aire a través del caucho, permitiendo que la presión se mantenga en el nivel adecuado por más tiempo. Claro que un inconveniente es que no es tan fácil de encontrar y la mayoría de los fabricantes de llantas dicen que ven muy pocas ventajas de usar nitrógeno en lugar de aire.

4.- Lava llantas y rines

Mantener limpios los rines y llantas de tu camión no es una cuestión solamente de estética. Nieve, hielo, fango y otros residuos que se pegan a las llantas pueden causar que el caucho se deteriore prematuramente. La sal y otros químicos usados para descongelar las carreteras en invierno no solo se pueden “comer” las llantas, sino también los rines de acero y aluminio.

Lo ideal es lavarlos con agua jabonosa y tibia, asegurándote de lavar las llantas interiores de un eje tándem con tanto cuidado como las exteriores. Si bien no es una mala idea usar una lavadora a presión en los rines, la gente de Bridgestone no recomienda usarlo en las llantas. También debes evitar usar químicos derivados del petróleo y otros solventes, porque pueden dañar el caucho.

5.- Usa las llantas correctas

No importa lo bien que cuides de tus llantas, si no estás utilizando el tipo correcto para tu aplicación, van a tener un menor tiempo de vida. “Elegir llantas de la mejor calidad, reforzadas con la tecnología más nueva es esencial para obtener el mejor millaje de las llantas”, comenta Richards de Goodyear.

El viejo dicho de “obtienes lo que pagas” es muy cierto cuando se habla de llantas. Los fabricantes más grandes producen llantas con materiales, refuerzos y dibujos diseñados para optimizar el desempeño. Esto incluye carcasas de llantas que soportan múltiples vulcanizaciones, lo cual ayuda a incrementar el valor “de la cuna a la tumba” de las llantas. Además, cada vez se utilizan compuestos diferentes para cada aplicación, por lo cual es recomendable hablar con tu distribuidor de llantas para que te asesore sobre cuál es la mejor para ti.

6.- Cuida los hábitos de manejo

Una de las cosas más difíciles de mantener  bajo control para las flotas son los hábitos de manejo. “El estilo de manejo tiene un impacto muy grande en el desgaste del dibujo, al igual que en el consumo de combustible”, dice Richards. “Un conductor experimentado, junto a un buen manejo y mantenimiento, podría obtener hasta el doble de millas comparado a un conductor inexperto”. Jones, de Michelin, añade que el manejo agresivo, exceso de velocidad y frenado intenso afectan negativamente el desempeño y duración de las llantas.

Si bien es casi imposible saber exactamente cómo un conductor maneja su camión en la carretera, la educación es la clave. Haz que realicen una inspección del vehículo antes de cada viaje, no solo porque es una norma federal, sino porque así podrán detectar problemas en las llantas antes de que se conviertan en algo más grave.

Cada vez hay más sistemas que te ayudan a registrar eventos como las frenadas fuertes, los cuales alertan a los gerentes de flotas vía telemática o al descargar un archivo. Si bien el departamento de seguridad podría estar más interesado en identificar a estos conductores para darles más entrenamiento, hacerlo también tiene beneficios para la vida de las llantas.

7.- Mantén la alineación

Una alineación correcta de las llantas es tan crítica para mantenerlas en buen estado, tanto como lo es la presión adecuada. La alineación total del vehículo es importante para prevenir problemas de maniobrabilidad y conducción, así como evitar el desgaste irregular en las llantas. “Una buena alineación requiere varias cosas: buen equipamiento, un técnico altamente entrenado que sepa cómo “leer las llantas” y un buen programa de mantenimiento que se asegure que las alineaciones se hagan de manera periódica”, , dice McDonald, de Bridgestone Firestone. “Un buen programa de mantenimiento se asegura de revisar que todos los ejes estén alineados e incluirá también a los tráileres de la flota y no solo a los tractores”.

Un buen técnico de alineación querrá ver las llantas que han estado operando en el vehículo que tiene que alinear. Si han sido reemplazadas, las llantas removidas deberán estar disponibles para que el técnico pueda analizarlas. Es conveniente obtener siempre un registro “antes y después” de la configuración de alineación del vehículo, y mantenerlo en el archivo de mantenimiento para tomarlo como referencia en caso de que el vehículo continúe con un desgaste no satisfactorio.

8.- Analiza las llantas usadas

Someter a un análisis las llantas usadas es una excelente manera para entender por qué están fallando o por qué tuvieron que ser reemplazadas prematuramente. “Al evaluar cada llanta cuando es puesta fuera de servicio, se puede detectar y solucionar problemas recurrentes o patrones de desgaste, minimizando el tiempo total fuera de servicio”, dice Jones. Esto también te dejará saber si tienes la llanta adecuada para la aplicación, si están trabajando o no a la presión correcta o si los conductores las están destrozando debido a una falta de entrenamiento.

9.- Mantén buenos registros

Llevar buenos registros es muy importante para determinar el costo por milla de las llantas y para tomar buenas decisiones de compra. El sistema utilizado (papel o computadora) es tan bueno como los registros de la persona o personas y el seguimiento de la información. Miller, de Goodyear, señala que un buen sistema de registro almacenará toda la información que necesitas para determinar los costos asociados con tus llantas. La pregunta clave es ¿cómo comenzar uno?

Él recomienda las Prácticas Recomendadas desarrolladas por el Consejo de Tecnología y Mantenimiento de las Asociaciones de Transportistas Americanos, “el cual detalla todos los parámetros esenciales que debes medir para poder analizar con precisión los costos relacionados con las llantas”.

Una manera de hacer más fácil el llevar un registro es utilizar programas creados para ello. Hay muchos en el mercado, por ejemplo el Dossier Tire Management System de Arsenault Associates, el cual incluye un dispositivo para medir la profundidad del dibujo y la presión del aire que se comunica inalámbricamente con una computadora de bolsillo (PDA). Cada llanta en la flota es identificada utilizando un código de barras que puede llevar un chip RFID. Para revisar las llantas, el técnico escanea el código de barras del vehículo para ver la información sobre el camión y sus llantas. Después utiliza una sonda para medir electrónicamente la presión y la profundidad del dibujo de las llantas, la cual se transmite inalámbricamente a la PDA que el técnico lleva en el cinturón, avisando  automáticamente de posibles problemas. Más tarde transmite toda la información de las llantas en tiempo real a la computadora en el taller.

10.- Toma en cuenta la telemática

Los sistemas remotos de monitoreo de la presión del aire llevan años, pero la telemática los lleva a otro nivel. En lugar de solamente enviarle una alerta al conductor en la cabina, el sistema alerta a la gerencia de la flota en tiempo real utilizando los sistemas móviles de comunicación del camión.

Existe una gran variedad de características en estos sistemas. Algunos solamente miden la presión de aire, otros solamente envían alertas. Pero los más sofisticados analizan la información y proveen un valioso recurso que la flota puede utilizar para mejorar el mantenimiento de las llantas.

Fuente: transportelatino

Comparte en:
masrefacciones es una empresa Mexicana que nace en 2010 con la idea brillante de vender autopartes,refacciones, iluminación automotriz (kit Led,Xenón,Bixenon,Faros y Barras led. Gracias a nuestra experiencia en e-commerce, somos pioneros en el mercado, ofreciendo precios económicos y servicios de entrega por mensajería a toda la República Mexicana.
Articulos relacionados
Las cuatro señales que te avisan para cambiar los frenos hoy y no mañana
Conoce el hotel temático en el que estacionarás tus sueños
Compra tu auto en esta máquina expendedora
2 Comments
  • 5 mayo, 2021 at 10:55 am

    Excelente información acerca de los cuidados de rines y llantas en nuestros vehículos, esta información nos ayuda a alargar la vida útil de nuestros productos y aparte a mantener una estética mejor siempre. Aparte esa excelente clausula sobre el rendimiento que podríamos lograr si tenemos una buena técnica de manejo.

    • másrefacciones
      13 mayo, 2021 at 4:55 pm

      Humberto buenas tardes!! Gracias por tu comentario nos alegra saber que los artículos publicados te sirven para el cuidado de tu vehículo si tienes alguna otra recomendación nos ayudaría mucho a toda la comunidad de conductores 😀

Deja un comentario